Andreas Qassim en su trabajo de 2007 titulado : Arab Political Cartoons: The 2006 Lebanon War (Lunds Universitet) de Suecia, una de las mayores instituciones de Escandinavia en investigación y educación superior, relataba la siguiente anécdota:

handala_palestinian_kid_shirt_tshirt

En una ocasión entré en un bar en Amán, la capital del reino hachemita de Jordania, vistiendo una camiseta con la imagen impresa de Handala que me había regalado un amigo como un souvenir de Jerusalén.  Aunque yo estaba un poco familiarizado con el personaje no había llegado a interpretar correctamente y a comprender todo el alcance de su poder simbólico. Apenas había dado unos pasos en el interior del local cuando escuché una exclamación que provenía de uno de sus rincones: ¡Handala!. Giré mi cabeza e inmediatamente descubrí a un grupo de hombres que estaban sentados alrededor de una mesa. Aparentemente todos eran palestinos. Uno de ellos me preguntó en inglés: “So you like Palestine, yes!?” Me vi forzado a contestar que sí, que por supuesto. Después de lo cual, el hombre exclamó “sé bienvenido, amigo”. Hablamos de Palestina y me colmaron de atenciones durante toda la noche.

Wilson (1994) reconoce la posibilidad de una posible interpretación incorrecta de un input o de un mensaje cuando afirma que la Teoría de la Relevancia no excluye la existencia de una mala interpretación dado que ésta no es una simple tarea de descodificación, sino que se trata de un proceso falible de formación y evaluación de hipótesis, no hay garantía de que la interpretación que satisface la expectativa de relevancia sea la correcta (mi amigo me ha regalado una bonita camiseta como recuerdo).

La gestación de opiniones preliminares sobre los demás basándonos en apreciaciones iniciales de sus mensajes es una actividad constante del ser humano. Como apunta Argyle, en sus estudios sobre comunicación no verbal, cuando una persona experimenta la primera percepción de otra la categoriza inmediatamente en términos de raza, clase (ropa, actitudes, etc). Esta clasificación afecta a la selección de técnicas sociales apropiadas para tratar con esa persona.Nuestra percepción de la personalidad de los demás se basa en parte en el comportamiento de estos, tanto verbal como no verbal. Cuando hemos recibido varios items de información sobre una persona, los unificamos en una imagen homogénea de ésta. Las investigaciones sobre la ropa han demostrado que las características del contexto juegan un papel muy importante en la determinación de su significación, pero esas características tienden al estereotipo y muchas conductas individuales en la información de la ropa pueden llevar, por la influencia de esos estereotipos, a errores interpretativos. (…) Como señala Craik (1994) “a menudo la conducta de la ropa esta regida por factores pragmáticos, no requieren mucho más criterio que el de la comodidad”. (Yus Ramos, 1997).

Estas situaciones nos llevan, desde una perspectiva cultural, a indagar sobre los símbolos no habituales de nuestra propia cultura. Por esta razón investigaremos someramente sobre Handala, el icono de la amargura de Palestina.

El nombre Handala no está puesto al azar proviene de la palabra árabe Al Handal que significa “amargura”. Handala es el nombre de una planta acibarada del desierto con fuertes raíces. Handala está personalizado en las viñetas del dibujante Naji al Ali, asesinado de un tiro en la cara en Londres en 1987, como un niño feo, con pelo de erizo, desharrapado y descalzo que da la espalda al lector (lo que hace que aumente su carga simbólica negativa) y lleva las manos cruzadas por detrás (como señal de rechazo) que asiste con desesperanza a la larga tragedia de Palestina.

Handala_nayi_al_ali

El personaje está petrificado en el tiempo, es la imagen de un refugiado de diez años que no crece (el artista tenía diez años cuando emprendió la vía del exilio).Su imagen aparece hoy por doquier en el mundo árabe:

(1) pintado en el muro de hormigón que recorre la tierra de Palestina como una cicatriz,

handala on palestine wall(2) como colgante al cuello de los jóvenes revolucionarios de Túnez y Egipto,

handala pendant

o bien (3) como recuerdo en los bazares de Jerusalén oriental como es el caso de la camiseta ya aludida. Su figura ha quedado tatuada en la memoria colectiva de los árabes, que han hecho de él un símbolo del expolio que los palestinos sufren desde 1948 y, por extensión, de la lucha misma contra la injusticia.

(4) Handala aparece a menudo en graffitis, pósters y viñetas contemplando escenas de guerra (representada por el tanque que aparece en el dibujo) y junto a otros símbolos de dolor y muerte (los cuervos y la paloma de la paz muerta).

Handala-680x365Handala está sustentado en símbolos iconográficos perfectamente codificados para los árabes: el puño, las llaves, la lucha, la alambrada de espinos, la represión, la pluma versus la espada, los dedos formando la “V” de victoria, etc. Esos símbolos son inseparables de la época en que se desarrolla la obra de Naji al Ali, allá por los años 60 y sucesivos”.

handalathe-key              handala

El significado de una imagen dependerá de quién la ve, en dónde, cuándo y cuál es su contexto social, económico, político y cultural, considerando también cómo fue creada.

handala_x

Decía Gombrich (1997) en su libro “Arte e Ilusión” que la diferencia entre SIGNOS e IMÁGENES reside en la diferente disposición mental que hemos de adoptar para entender los unos y las otras.

Una de las aportaciones más originales del filósofo Charles S. Peirce es considerar a la abducción como una de las tres formas de razonamiento junto a la deducción y la inducción. Las personas o intérpretes son portadoras de interpretaciones (interpretantes). Si se acepta que los procesos de significación son procesos de inferencia (un signo remite a otro signo y así sucesivamente) la mayor parte de las veces esa inferencia es de naturaleza hipotética (cierto grado de conjetura). Nuestra interpretación es siempre falible ( puede ser mejorada, corregida, enriquecida o rectificada).

No es superfluo decir que la abducción es el primer modo de inferencia, puesto que si las nuevas ideas son fruto de la abducción, entonces ella constituye el primer paso en toda investigación.

naji-al-ali-11